Primaria

La Educación Primaria continúa el proceso que se inició con la Educación Infantil, dirigiendo el impulso  natural de los niños  hacia el conocimiento de la realidad, ayudando a ordenarlo y dotarlo de buenos instrumentos para un aprendizaje progresivo y sólido. También desarrolla la sociabilidad del niño, ayudándole  a crear los hábitos para una vida en común con otros  niños  y con los adultos que le pueden ayudar  y servir de modelo.

Durante la Educación Primaria el alumno continúa formándose su personalidad, bajo la mirada atenta y cercana del maestro-tutor. El alumno se siente acogido tal como es.  El Tutor, junto con el resto de profesores, descubre y estimula las potencialidades de cada alumno a la vez que, en un ambiente de exigencia proporcionada y  de responsabilidad, procura que el niño vaya adquiriendo la autonomía adecuada.

Los alumnos empiezan también a utilizar la tecnología en beneficio de su aprendizaje. Deben poder utilizar en casa un ordenador o tableta, para trabajar en casa con las aplicaciones que utilza el colegio para lectura o matemáticas, como  www.ixl.com o www.raz-kids.com.

Por lo que respecta al crecimiento intelectual, debe desarrollarse: 1. La memoria, la capacidad de comprensión, de análisis, de relación y  síntesis. 2. Las disposiciones físicas a través de la psicomotricidad, el deporte y  la expresión corporal. 3. La capacidad para la toma de decisiones proporcionadas a su edad, favoreciendo así la adquisición de una sana autonomía progresiva. 4. Las capacidades estéticas, a través de la contemplación,  la audición y la práctica creativa. En Primaria, a partir de primero, se presta también atención a los deberes, es decir, al aprendizaje de los hábitos de estudio, progresivamente, fuera del Colegio. Se empieza con trabajo en el colegio, en primero y segundo, para en tercero y en adelante continuar el trabajo en casa. El dominio de la lengua, el hábito de lectura y los conocimientos matemáticos son esenciales para el paso de la etapa. Saber resumir y esquematizar son métodos también indispensables para su futuro inmediato, y los alumnos de quinto y sexto aprenden estas técnicas. También, y desde el ciclo inicial, se potencia la exposición oral, para poder incluso realizar pruebas orales al finalizar la etapa. De modo general, la educación infantil y primaria es sobre todo una educación de las pasiones, aunque se cuide también la voluntad y la inteligencia. Es esencial que el niño aprenda a “sentir bien”, porque de ello dependerá en gran parte su actitud en las etapas educativas posteriores, su futura facilidad o dificultad para aprender lo que se le proponga, y su posición personal frente al significado de lo que vive y frente al sentido de la vida en general.

Algunos de nuestros blogs:

AAS Escuela de Fútbol